Cómo aceptar el rechazo, sin morir en el intento

Debería existir un número máximo de rechazos que uno pudiera recibir en la vida. Debería, pero no es así, por desafortunado que suene, de eso no se trata vivir. Y es que por cada negación tienes sólo dos opciones: abandonar o intentar de nuevo…con más fuerza, con otro método, por otro camino.

Recuerdo una historia de una persona muy particular hace algunos años; había sido rechazada dos veces en un mismo día por dos proyectos distintos, en ambos había puesto energía y había dedicado tiempo, deseaba ver su nombre en esa lista, necesitaba ser aceptada al menos en uno de ellos. Sin embargo, ambos eran una especie de salida rápida para huir de una realidad que por el momento no le gustaba.

Sí, quedar descalificada(o) duele, pero cada “NO” nos lleva por nuevos caminos, no sé si mejores o peores, pero con seguridad nos deben hacer personas más maduras y menos caprichosa.

El temido “lamentamos informarle que usted o su proyecto no ha sido seleccionado”, es una frase que cae como hielos en la espalda, y remata con un “no te desanimes, sigue intentando” que te deja con un par de nudos ciegos en la garganta. Las reacciones posteriores van de la tristeza, al enojo y a la inseguridad de nuestras mismas capacidades, esas que uno cree tan únicas y especiales.

Seguro hay algunos elegidos que siempre han sido aceptados, a ellos les pido nos cuenten sus rutinas y revelen sus secretos. A los demás, que como varios de nosotros alguna vez hemos quedado fuera, les comparto los siguientes consejos para no dejarnos vencer por el monstruo de la negatividad y aprender a salir avante del proceso.

1.Decide. No te quedes paralizado(a) por una respuesta, quizá era justo lo que necesitabas para prepararte más o darte cuenta que realmente no era lo que querías. Aprovecha el momento para preguntarte qué es lo que realmente amas hacer y prepárate en las áreas en las que te gustaría crecer o ser una experta. Lo más importante es no dejar de moverte, buscar y crearte nuevas oportunidades.

  1. Humildad. Lo más dañino cuando uno o sus proyectos son rechazados es pensar que todos los demás están mal y uno está bien, que ellos no merecen nuestra genialidad y que seguro volverán en un momento a pedir disculpas y rogar que volvamos. No lo tomemos personal, aprendamos de la experiencia y si realmente es nuestra pasión, encontraremos la forma de obtener el sí.
  2. Agradecer. Mi mamá siempre dice: “si alguien no es agradecido, no le busques otro defecto”. Una vez que nos enteramos que no somos esa “persona ideal” o no es “el proyecto ideal para cambiar el mundo” (para el puesto, para el inversionista) da las gracias, quizá fue un proceso largo para ellos y para ti, solicita una retroalimentación si es posible y deja una impresión amable y madura de la experiencia. No sabemos en qué momento podemos cruzarnos de nuevo con aquella oportunidad.
  3. No pierdas seguridad.Por cursi que suene no permitamos que un rechazo derrumbe nuestras ideas de emprender, innovar o conseguir el puesto deseado y nos haga perder la fe en nosotros mismo y nuestras ideas; a veces no estamos anímicamente preparados para recibir una negativa y puede que nos haga sentir incapaces o inseguros. Pero recordemos que las posibilidades son infinitas y cada reto vuelve la vida más interesante.

Genios como Steve Jobs, fundador de Apple, fue rechazado de su propia compañía y pasó a la historia como uno de los empresarios más importantes en el mundo de la informática o Jack Ma, presidente ejecutivo de Alibaba Group, quien fue rechazado diez veces por Harvard y ahora es el hombre más rico de China. Lo importante es no dejar de intentar.

#Novaera es el ecosistema que no se rinde y cree en las ideas de cada emprendedor, innovador, entusiasta que busca transformar sus ideas en una realidad; nuestro sistema de parques tecnológicos, el cual ya cuenta con todo un ambiente de investigación, desarrollo, tecnología e innovación que converge en modelos de negocio de base tecnológica, estables y reales para ayudar a que tus ideas se transformen en empresas exitosas.

Ponte en contacto con nosotros y convierte tus ideas en un negocio rentable sin desistir en el intento.
Ubícanos en Prolongación Campestre 2150, 37129 León (Guanajuato) o comunícate con nosotros al Tel. 01 477 214 3900 y un especialista guiará tus ideas y fracasos a vivir la experiencia del éxito emprendedor.

9 pasos para transformarte de un empleado a un emprendedor

“Cuando no te sientas satisfecho con lo que haces y te das cuenta que odias que te digan qué hacer, hay dos posibilidades, que seas un niño pequeño o, en realidad, un emprendedor en potencia”

Suponemos que se trata de la segunda opción, pues si te sentiste identificado seguramente también tienes sueños de éxito, siempre estás pensando en ideas innovadoras y estás harto de tener un trabajo en el que tu jefe tenga todo el poder y tú seas quien realmente hace el trabajo.

No se nace siendo emprendedor, pero sí se llega a serlo con el tiempo, y como todo lo bueno esto no sucede de un día a otro. 

Emprender no es para todos: Cualquiera puede convertirse en uno si en realidad lo desea y hace las cosas entregando lo máximo. Se debe aclarar que aunque no es un juego de azar, emprender en cualquier negocio está muy cerca de ser algo que se logra por la suerte, pues existen miles de factores externos que afectan de forma negativa, pero sin duda, si eres de las personas que se involucra en lo que desea, que se queda sólo con las cosas que funcionan y planificas cada pequeño detalle para sacar el mayor provecho de las cosas
Haz una lista de tus ventajas… y desventajas: Antes de renunciar a tu empleo y lanzarte del avión sin paracaídas, necesitas tomar en cuenta cada pequeño detalle que ocurre en tu vida, interna y externa. Tus finanzas personales deben encontrarse estables y de preferencia, tener mucho dinero disponible para invertir.

Encuentra esos puntos que te fortalecen, tu capacidad de soportar el estrés, de delegar, dirigir, vender y más; pero también pon atención en todo lo que te puede afectar. Tal vez tengas una gran idea para un negocio, pero no conoces cómo funciona el mundo de los negocios, no sabes nada de administración o tu poder de convencimiento no es algo que impresionaría a muchos empresarios.

Cambia tu forma de pensar: Sueñas con esas vacaciones eternas mientras otros hacen que la empresa funcione y esperas tener mucho dinero para comprar lo que quieras, eso es lo peor que puedes hacer. Debes ajustar tu pensamiento a una larga temporada de sacrificios, desvelos, crisis de todo tipo, contratiempos y esfuerzo.

Emprender te dará carácter y cuando te des cuenta que no eres el mismo de antes, te sentirás orgulloso, pues significa que vas por buen camino.
Estudia a tu público: Sin importar cuál sea tu negocio, no puedes creer que ya conoces todo sobre las personas a las que deseas acercarte. Realiza estudios de mercado, aprende sobre sus gustos, ingresos, pasatiempos, edades, preferencias y más. Hoy es importante aprender todo lo que sucede en la vida real como en la vida digital, pues gran parte de los negocios ocurren en Internet, por lo que necesitas comprender los movimientos de tu público.

Evalúa los riesgos: Desde el primer momento sabes que la vida es un riesgo, y que tendrás que sacrificar muchas cosas para lograr ser el mejor, pero esto también significa saber cuándo parar. Invertir absolutamente todo y fracasar puede llevarte a la amarga decepción y a nunca más intentar algo nuevo. Necesitas planificar antes de moverte, pues la defensa es el mejore ataque. Considera cómo, cuándo y dónde ejecutarás cada decisión.

Diseña un plan para tu compañía: Por más que tu cerebro haya gestado la idea de crear una empresa desde cero, darle identidad, misión, visión y todas esas cosas que parecían irrelevantes en el momento deben convertirse en tu nueva obsesión. Es posible que miles de personas tengan la misma idea que tú, pero necesitas tener claro por qué tu empresa es la que realmente ofrece algo nuevo e innovador. Desde el organigrama, la base de datos y las cuentas, hasta las proyecciones a futuro, todo debe estar especificado.

No pases por alto el marketing: Aunque tu producto sea revolucionario, si no encuentras la forma de llegar a las personas, estas no moverán un pie por ti. Miles de negocios buenos fracasan cada año por nunca buscar agencias o personas con conocimientos de marketing y publicidad. Si en realidad quieres llevar lo que haces fuera de tus conocidos, necesitas encontrar a alguien que sepa posicionar tu marca.

Siempre ten un discurso de elevador: Otra cosa que debes tener en cuenta es ¿qué es lo que tú haces y cómo beneficiará a clientes potenciales y a la gente en general?; todo eso debes explicarlo en menos de dos minutos. Se dice que si un día encuentras en un elevador a una persona capaz de invertir en tu negocio, debes ser capaz de decirle todo acerca de éste mientras el elevador está en movimiento. Si en esos valiosos segundos lograste expresar todo a la perfección, ya tienes mucha más posibilidad.

No te des por vencido: Caerás muchas veces. Tu motivación se perderá y creerás que tuviste la mejor idea de la historia, pero esa es una lección y nada más. Se dice que el primer negocio siempre fracasa. Sólo podemos decirte que aunque te encuentres en el peor de los momentos, debes recordar por qué estás haciendo esto, la pasión que has entregado y recuperar el ánimo de hacer exactamente lo que amas en la vida.

Si aún tienes dudas, no hay mejor opción que preguntar a la voz  de la experiencia; como a  NOVAERA el ecosistema de innovación, emprendimiento e impulso que pone en tus manos diferentes herramientas, infraestructura etc. para hacer de tus ideas un modelo de negocio rentable, real y escalable.

Ponte en contacto con nosotros y conviértete en un emprendedor que no se hecha para atrás en sus decisiones.
Prolongación Campestre 2150, 37129 León (Guanajuato)

Tel. 01 477 214 3900

novaera.com.mx

 

18 películas que ayudarán a todo emprendedor a fortalecer su vocación.

Grandes películas que te ayudarán a generan ideas innovadoras y a entender cómo es el increíble y loco mundo de los emprendedores.

     Algunas veces la mejor manera de captar la realidad es a través de la ficción, donde quiera que te encuentres en tu aventura empresarial, puedes recolectar algunas ideas de estas 18 películas provocativas, descabelladas y entretenidas.

Startup.com (2001) Startup.com es un documental de 2001 que examina el ascenso y descenso en la vida real de GovWorks, que incrementó $60 millones de Hearst Interactive Media, KKR, el Fondo de Inversión de Nueva York y Sapient. Es un buen vistazo para entender mejor el auge y la caída de la época de los puntocom, además sirve como advertencia en el tema de las amistades, que pueden ser fácilmente amenazadas por las asociaciones empresariales.

Los temas incluyen: financiamiento para los empresarios, aumento de capital, la gestión del crecimiento, las competencias empresariales, formación de equipos y técnicas de gestión.

Catch Me If You Can (2002) Cuando escuchas Catch Me If You Can (Atrápame si puedes), te imaginas al exitoso estafador Frank Abagnale (Leonardo DiCaprio) quien de forma engañosa y encantadora tiene a casi todo el mundo bajo sus habilidades de dominio. Basada en una historia real, Catch me if you can (Atrápame si puedes) es una película clásica que ejemplifica el viaje empresarial. Se tocan temas importantes como la solución creativa de problemas, convirtiendo en algo bueno lo que proviene de una mala situación, y el ajetreo del hombre común para alcanzar el éxito.

Los temas incluyen: las competencias empresariales, la creatividad y la innovación, perseverancia, visión de negocio, técnicas de ventas personales y fuentes de recursos empresariales.

Lord of War (2005) El señor de la guerra es algo que deberías ver; esta película de crimen de guerra, relata la vida de Yuri Orlov (Nicolas Cage), un inmigrante de Ucrania quien decide que su camino hacia el éxito es a través de la distribución ilegal de armas. Dejando de lado la moral, la ambición de Yuri, la tenacidad y la capacidad para tolerar el riesgo, muestra las cualidades que los empresarios necesitan para tener éxito. Además, si quieres obtener más información sobre estrategias de posicionamiento, la generación de lealtad en los clientes y técnicas de negociación, este filme profundiza en estos temas.

Los temas incluyen: las competencias empresariales, mercados emergentes, solución creativa de problemas, gestión de crisis, técnicas de negociación, la lealtad del cliente, creación de estrategias competitivas y la geopolítica.

Wall Street (1987) Wall Street desarrolla este tema a través de los ojos de Bud Fox (Charlie Sheen), un corredor de bolsa ambicioso que navega en la montaña rusa de la economía de Wall Street, adoptando el lema “la codicia es buena”. Esta película es una ventana hacia las finanzas corporativas, gestión de cartera, los principios del derecho de inversión y los mercados capitales. La historia de una mente susceptible y joven, que demuestra lo fácil que es dejarse llevar por el estilo de vida glamoroso que acompaña a la riqueza, es muy reveladora.

Los temas incluyen: finanzas corporativas, gestión de cartera, los mercados de capitales, los principios del derecho de inversiones, fusiones y adquisiciones, valoración de empresas y la ética empresarial.

Rogue Trader (1999) Esta película está basada en una historia real del empleado que por sí solo provocó la caída del banco Barings, el banco más grande de Inglaterra. La película muestra cómo el dinero impulsa todo tipo de conducta maníaca, y sirve como una advertencia acerca de las personas que de manera errónea consideran que el poder y el dinero son indispensables.

Los temas incluyen: Origen, valoración corporativa, informes financieros, los mercados capitales, mercados emergentes y la ética empresarial.

Twelve Angry Men (1957) Doce hombres en pugna  es un brillante drama judicial que tiene puntos de vista divididos en varias capas sobre el liderazgo, la psicología del comportamiento de grupo, y sistemas de valores contradictorios. Esto es algo que debes ver, sin duda te dejará pensando en la manera en la que tomas decisiones importantes.

Los temas incluyen: técnicas de las negociaciones, los métodos de persuasión, resolución de conflictos y la construcción de consensos.

Office Space (1999) Esta comedia americana satiriza la cultura corporativa de una compañía de software de 1990, muestra las relaciones de trabajo y las políticas de oficina. Es graciosa y seguro te hará pensar sobre el liderazgo, las técnicas de trabajo en equipo y el desarrollo de la carrera.

Los temas incluyen: la cultura corporativa, tutoría y desarrollo profesional, el liderazgo, la conciliación, la retención de personal, técnicas de trabajo en equipo y gestión de tecnología de la información.

The Godfather  (1972) La trilogía de El Padrino, es posiblemente el mejor cine de todos los tiempos para los empresarios; al destacar por qué son importantes las relaciones y la construcción de redes, por qué ayudar a la gente encamina un buen negocio, y por qué el entendimiento de la competencia no es negociable.

Los temas incluyen: estrategias competitivas, la clave de retención de personal, las adquisiciones corporativas (amistosas y hostiles), alianzas, fusiones y adquisiciones, sucesión empresarial y la diversificación corporativa a largo plazo.

The usual suspects (1995) Sospechosos comunes es algo que debes ver si disfrutas de una buena película de suspenso psicológico con un ambicioso giro final. Cuenta la historia de un grupo de delincuentes profesionales que se encuentran en la misma línea de sospecha de la policía, quienes deciden formar un equipo e impulsarse de un atraco lucrativo. La película explora temas como la consolidación de liderazgo, poder e influencia, y la estrategia de negocio a largo plazo, que sirven como una valiosa visión para los empresarios establecidos y aspirantes.

Los temas incluyen: el liderazgo de consolidación, el poder y la influencia, la estrategia de negocio a largo plazo, la colaboración, la compensación del riesgo y recompensa, las capacidades empresariales, la innovación y la creatividad, la consolidación de la marca, marketing y operaciones de logística y la planificación y ejecución.

Enron: The smartest guys in the room (2005) Esta película documental de 2005, se basa en el best-seller del mismo nombre realizado por los reporteros Bethany McLean y Peter Elkind, abarca uno de los mayores escándalos empresariales en la historia estadounidense, el colapso de la Enron Corporation.

Los temas incluyen: la presentación de informes de contabilidad (básico, avanzado e innovador), elaboración de informes, la diversificación fuera de la costa, la contabilidad fuera de balance, los problemas de agencia y la ética en los negocios.

How to get Ahead in Advertising (1989) Incluso si no estás buscando consejos de publicidad, Cómo triunfar en la publicidad te enseñará una cosa o dos acerca de la solución creativa de problemas. La película fue un fracaso cuando se publicó por primera vez, pero se redimió muchos años más tarde y se promocionó como una brillante sátira de entretenimiento de la industria de la publicidad.

Los temas incluyen: la estrategia de marketing, publicidad know-how, la segmentación del mercado y la marca.

The Devil Wears Prada (2006) El diablo viste a la moda te motivará para dar el paso y llevar a cabo tu trabajo ideal. Es una película que muestra cómo manejar situaciones incómodas, cómo navegar mundos que parecen poco familiares, y cómo el trabajo duro da frutos con el tiempo; te enseñará algunas cosas sobre cómo trabajar en la manera de llevar tu camino hasta la escalera corporativa.

Los temas incluyen: la marca, técnicas de venta, la importancia de los medios de comunicación y desarrollo de la carrera.

Thank You For Smoking (2005) Gracias por fumar es la película perfecta para un empresario con conocimiento de marketing o alguien que quiera aprender algunos trucos sobre cómo vender casi cualquier producto. Este es un filme que deben ver aquellos que quieran aprender algunas cosas acerca de la gestión de crisis, comunicaciones corporativas, relaciones públicas y tácticas de negociación.

Los temas incluyen: las relaciones públicas, campañas de mercadotecnia y publicidad, gestión de crisis, comunicaciones corporativas y técnicas de negociación efectivas.

Glengarry Glen Ross (1982) Está película se basa en la premiada obra de teatro sobre cuatro vendedores de bienes raíces cuyos puestos de trabajo están bajo la mira en el momento en que la oficina corporativa anuncia que en una semana todos excepto los dos mejores hombres serán despedidos. Esta película es un escaparate de entretenimiento de la competencia y la manipulación. Si vas a emprender un nuevo negocio, estar prevenido es a veces el camino hacia el éxito, es mucho más sencillo de lo que piensas.

Los temas incluyen: técnicas de venta, gestión de relaciones con clientes y negociaciones.

The Merchant of Venice (2004) La historia trata de Bassino, un joven miembro de la clase aristocrática, quien se dirige a un prestamista judío, Shylock, (Al Pacino) en busca de ayuda financiera. Esta es una pequeña muestra de la grata época con lecciones de colaboración empresarial, evaluación de riesgos y la legislación mercantil que aún tienen valor en la actualidad.

Los temas incluyen: negociaciones de contratos, derecho mercantil, evaluación de riesgos y los principios de derecho comercial.

Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb Dr. Strangelove es una sátira brillante de la Guerra Fría, una de esas películas que te mantendrán entretenido de principio a fin. Te llevará a pensar en el liderazgo y la lealtad, no obstante, garantiza un buen par de risas.

Los temas incluyen: las relaciones internacionales, geopolítica, influencia y liderazgo.

Erin Brockovich (2000) Este drama legal se basa en la historia real de una mujer que contra todo pronóstico, ayuda a ganar el asentamiento más grande jamás pagado en una demanda de acción directa. La película encarna el empoderamiento de la mujer y remarca la importancia de apegarse a la duda incluso frente a los obstáculos.

Los temas incluyen: la responsabilidad social de las empresas, sesgos de género en los negocios  y modelos de negocio sustentables.

The Rainmaker (1997) El Rainmaker es la historia de un graduado de la escuela de derecho, quien en la quiebra, toma una compañía de seguros corrupta con el fin de luchar por la vida de un niño con leucemia en etapa terminal. La película es una fantástica representación de personas desvalidas, que ejemplifica el poder de la determinación y la responsabilidad social.

Los temas incluyen: la responsabilidad social, la ética empresarial y derecho mercantil.

Por último te invitamos a que tú seas el actor principal de tu propia película llamada “Emprendimiento la historia contada más no enseñada” pues ya que todo emprendedor es diferente al igual que sus ideas te invitamos a que te acerque s a tu casa productora NOVERA; el ecosistema de innovación creado por el Gobierno del Estado Guanajuato para agrupar, promover, articular y orientar, de manera óptima, a las diferentes instituciones y organismos que hacen posible de tus ideas un modelo de negocio rentable; estamos conformado por más de 55 instituciones con las cuales podrás acercarte para articular, orientar y promover tus ideas, convirtiéndolas en negocios rentables  visítanos en: http://novaera.com.mx/
O Ponte en contacto con nosotros y convierte tus ideas en un negocio rentable “cámara-Acción”
Prolongación Campestre 2150, 37129 León (Guanajuato)

Tel. 01 477 214 3900

Estrés y Creatividad facultades con las que debe trabajar un emprendedor

Estrés y Creatividad facultades con las que debe trabajar un emprendedor

La existencia del Estrés y la falta de Creatividad se originan en la forma que el hombre da al uso de una facultad que lo distingue en la naturaleza: su capacidad de Pensar.

Muchas veces se toma el Estrés como una consecuencia ineludible de la dinámica de trabajo y del propio hecho de vivir en “estos tiempos”.

Casi siempre se le gestiona con la lógica básica de aprender a vivir con él como un “pasajero molesto” que acompaña un largo viaje y cuya presencia es inevitable.

Esta gestión del Estrés no solo es superficial, poco efectiva y desgastante, es también contraproducente para alcanzar éxito en las labores de un emprendedor.

La mayoría de las personas está acostumbrada a combatir los efectos del Estrés y brinda poca atención a la resolución de sus causas. Y cuando se abordan los efectos del Estrés en forma desmedida de las causas,  el propio esfuerzo se convierte en fuente adicional de tensión nerviosa e incrementa el rigor de todo.

No es que sea más sencillo atacar los efectos que las causas, simplemente es más práctico y consecuente con la urgencia, casi una actitud “reflejo” que con el tiempo se convierte en un hábito. Por otra parte tampoco existe un estímulo especial para que las personas brinden más importancia a las razones que provocan el Estrés que a sus consecuencias dado que está arraigada la creencia que el Estrés es tan inevitable como un molesto día de lluvia y el remedio es estar preparado para la eventualidad de la mejor manera posible.

Sin embargo, no solo es un hecho demostrable que el Estrés puede destruir las mejores cosas que ofrece la vida, es sobretodo algo que afecta la Productividad cotidiana y por ende la capacidad de alcanzar metas de forma eficiente y con Ventaja Competitiva. Así que no se convierte únicamente en un “compañero molesto” de viaje, se transforma en un agente que obstaculiza el propio emprendimiento y evita que se llegue a destino.

Para esto la gestión adecuada del Estrés es un asunto fundamental, uno que supera por mucho la propia capacidad intelectual y el potencial físico. Decía Napoleón que lo moral es a lo físico cuatro veces a uno, y afirman los grandes estrategas de Oriente que la Ventaja Mental es la Ventaja Definitiva.

Existen muchas Causas que detonan el Estrés en los emprendedores, pero una fundamental tiene que ver precisamente con los procesos mentales. Allá, en los entramados complejos de la Mente se desarrolla la dinámica que define la calidad de Vida de los emprendedores, su productividad y su capacidad de ser competitivos.

La mayoría de los emprendedores debe tener el “Poder” de controlar su Mente y utilizarla para sus propósitos con eficiencia, por el contrario, se encuentra habitualmente dominada por ella hasta un punto de completa subordinación y sutil esclavitud.

El “control de la Mente” para muchos emprendedores es utilizar en grado mínimo el Poder que tiene la Mente, y de hacerlo mejor conquistaría fronteras grandiosas. Lo que queremos argumentar es que las personas son dominadas por sus procesos mentales y en ése sentido carecen de control sobre ella.

Los procesos mentales que dominan a los emprendedores y a la población en general  generan así la causa fundamental del Estrés, que se manifiestan a través de los Pensamientos. Son una corriente continua e interminable los que condicionan las percepciones del mundo exterior y las conductas. La gente piensa sin cesar, cada segundo, cada momento de su Vida. El pensar ya no es solo una función natural que permite interactuar con los fenómenos externos, es una adicción que se nutre y engrandece a sí misma. Se afirma que más del 90% de los pensamientos son repetitivos y ocupan la mente de la misma forma que lo hacen; son esos agresivos virus electrónicos que ha creado la vida moderna. Miles, millones de pensamientos continuos a lo largo de cada instante de vida, la mayoría de ellos carentes de toda utilidad.

Una parte significativa de esos pensamientos se remite a experiencias pasadas y una parte sustancialmente mayor, al futuro. Pensamientos que referencian todo lo que pasó y lo que podría pasar, pensamientos relacionados a elementos que no se pueden controlar. Pesar y depresión con respecto al pasado y ansiedad con relación al futuro.

Cuando esa corriente interminable de pensamientos ocupa la Mente, le quita funcionalidad y la anula por una razón sencilla: NADA puede hacerse con relación al pasado y muy poco con respecto al futuro. Si la Mente se concentra en ésas dimensiones tiene la misma funcionalidad del motor que se acelera en Neutro: no marcha en ninguna dirección a pesar que “opere a toda capacidad”. Estos “pensamientos ociosos” acompañan a las personas a cualquier lugar, son omnipresentes, atemporales, impiadosos, irreductibles.

Precisamente el factor más importante y distinguido del hombre en la naturaleza, su capacidad de pensar, es el que en última instancia lo esclaviza, lo hace ineficiente y le resta competitividad.

Se aconseja muchas veces que la forma de combatir el problema es invertir esfuerzo en sustituir los pensamientos ociosos y negativos por otros más provechosos, pero eso finalmente produce también conflicto en el diálogo interno. No es sencillo ser optimista y positivo cuando ello debe alcanzarse como producto de vencer el pesimismo y la negatividad. La lucha misma de esos opuestos genera una tensión que solo conduce a más saturación mental.

El remedio más lógico parece absurdo: dejar de pensar. Establecer pausas en el flujo interminable de procesos mentales.

¿Cuál es el fundamento de esta lógica? Uno sencillo de entender: si del conjunto de pensamientos habituales un porcentaje pequeño es finalmente útil y productivo, “dejar de pensar” permite que la gran mayoría de los pensamientos ociosos se eliminen y no ocupen espacio precioso. De esta manera se incrementa la probabilidad que la mente “cree” lo que realmente es valioso y útil. Esto es lo que se entiende por Creatividad.

Las ideas más grandes, los inventos trascendentales, las obras de arte más hermosas, las soluciones efectivas y los sueños transformadores han nacido de ése espacio en blanco llamado Creatividad que vive oculto entre la maraña de los pensamientos que dominan cada instante de tiempo en la mente humana. La Creatividad no emerge como producto de la acumulación de pensamientos o del esfuerzo invertido en ordenarlos y procesarlos, surge de ése pequeño margen que genera la pausa en la vorágine mental, ese espacio que carece de convencionalismos, creencias, formatos, ése espacio que nada tiene que ver con “lo construido” porque precisamente es nuevo y se está “creando”.

Los pensamientos convencionales son producto de la historia que cada hombre tiene, una historia que no solo se remite a su propia existencia sino a las generaciones que lo precedieron, una historia que es la misma que explica la bitácora de la humanidad desde el principio de los tiempos. El hombre es finalmente aquello que ha sido su historia. De aquí surgen los valores, los principios, las ideologías, las creencias, las convicciones. Un conjunto de elementos “construidos” y por ello mismo opuestos a la Creatividad.

Pocas cosas pueden Crearse a partir de formatos elaborados con rigidez. La Creación se fundamenta precisamente en lo “no existente”, en aquello que “no es”.

La Creatividad tampoco surge como una respuesta a las previsiones del futuro. La Creatividad puede ser efectivamente una solución a problemas del pasado y de ésa manera condicionante del futuro, pero no surge ni en este ni en aquel, la Creatividad es un sublime efecto de vivir en el Presente, en el Ahora. Y acá emerge otra verdad cautivadora: los pensamientos no tienen referencia en el Presente, no tienen la capacidad de trabajar en él. Los emprendedores creen que piensan “en este momento”, pero todos los pensamientos de “este momento” en realidad están vinculados al pasado o al futuro, próximo o remoto, tan próximo como el momento apenas superado o el inmediato por venir. En este sentido, para los pensamientos solo existen dos hechos: problemas registrados en el pasado y problemas por resolver en el futuro. En ello existe espacio para el Estrés y no para la Creatividad.

Dejar de pensar, por lo tanto, resuelve la tensión que conduce al Estrés y habilita las condiciones para que funcione la Creatividad. Así no solo se generan fundamentos incomparables para alcanzar Ventajas Competitivas, así se alcanza genuina Calidad de Vida.

El desafío por lo tanto no es encontrar formas de combatir los efectos del Estrés o perseguir las Musas que activen la Creatividad, el desafío es dejar de pensar, concentrándose en el hecho de vivir el Presente, el Ahora, único espacio en el que se manifiesta la propia Vida y todo su Poder.

Pero ¿Cómo podemos aprenderse a dejar de pensar?

Existen innumerables obras y autores que abordan el tema. Los fundamentos espirituales de muchas religiones y disciplinas contribuyen a entender la importancia de vivir en el Presente y reducir la depresión y la ansiedad que provoca vivir en el “tiempo psicológico” que ha inventado el hombre como ordenamiento de su existencia. Todas ellas tienen virtudes y vacíos, todas ellas son elementos que el hombre interesado y dispuesto debe tomar para “sumergirse” en el entendimiento y la práctica de un elemento que es tan vital como el propio aire que respira. Las verdades definitivas o absolutas muy difícilmente pueden incluirse en alguna obra o pensamiento en particular, por ello el conocimiento y la práctica de esto solo lo alcanza quién genuinamente lo desea, quien en definitiva toma Conciencia de la importancia de hacerlo.

La fabulosa obra de Eckhart Tolle: “El Poder del Ahora”. De contenido fresco y renovador, porque toca un tema que como el propio presente es completamente atemporal. Su sola lectura, sin embargo, únicamente consigue activar la Conciencia sobre la importancia del asunto. El resto del camino es una cruzada personal de vida, una que tiene como estímulo resolver las causas primarias del Estrés y encontrar las fuentes maravillosas de la Creatividad.

Las Ventajas Competitivas en el ámbito personal y del emprendimiento no se alcanzan solamente con conocimiento, erudición o esforzado trabajo, se las alcanza desde un espacio donde el Estrés se halle cautivo y la Creatividad encuentra caminos propicios para alcanzar la superficie de las Formas.

Para todos ellos y para mí la respuesta es fácil: empezar a transitar el camino para vivir Ahora, en el Presente, en el único momento que es Real y que explica ése fenómeno que es la Vida, uno debe aprender de las decisiones y que mejor decisión puedes tomar en este momento precisos momento, en este preciso instante que contactar a NOVAERA Novaera y su ecosistema de parques tecnológicos, el cual ya cuenta con todo un ambiente de investigación, desarrollo, tecnología e innovación que converge en modelos de negocio de base tecnológica, estables y reales para ayudar a que tus ideas se transformen en empresas exitosas; somos el presente que te asesora para que evites el estrés y controles tus pensamientos, con más fuerza para aprender y seguir emprendiendo

Ponte en contacto con nosotros y convierte tus ideas en un negocio rentable
Prolongación Campestre 2150, 37129 León (Guanajuato)

Tel. 01 477 214 3900