7 tipos de financiamiento para emprendedores, consigamos dinero para montar un negocio.

“Conviene pensar en nuestro modelo de negocio antes de pedir dinero”

Todos los emprendedores cuentan con diferentes vías de financiamiento en función de las características de sus proyectos. Cada formato tiene ventajas e inconvenientes que hay que tener claros a la hora de salir a buscar dinero. Entre otras cosas hay que fijarnos en la trayectoria, perfil y números de socios con la cual contamos y tendremos que dispersar el factor dinero.

Así lo define Augeo Consulting Group, la firma consultora financiera, que ha presentado un informe sobre las principales vías de financiamiento existentes. Este análisis presenta los pros y los contras de cada uno de ellos, pues pretende servir de guía a los futuros emprendedores sobre dónde encaminar sus pasos a la hora de buscar fondos para su negocio.

“Conseguir el dinero necesario, tanto para poner en marcha la empresa como para su desarrollo posterior, es el gran motor de batalla de todo emprendedor”

Antes de lanzarnos a pedir dinero, conviene detenernos un poco a pensar cuál es nuestro modelo de negocio, ya que esta reflexión nos ayudará a dirigir nuestros pasos hacia el tipo de financiamiento que mejor se ajuste a nuestro proyecto.

“Todas las maneras de conseguir fondos son válidas, pero no todas van a encajar bien con nuestro tipo de empresa”

 

FINANCIAMIENTO BANCARIO.

El financiamiento tradicional es una de las puertas más difíciles de abrir para el emprendedor ya que los bancos solo están disponibles para proyectos muy solventes, trabajados y realistas, en los que se explica con mucha precisión el objetivo del dinero que se pide y la forma de devolverlo. La principal ventaja es que es rápido y sólido. Es la más indicada para negocios tradicionales, con avales para responder y recursos propios que sostengan el proyecto.

FINANCIAMIENTO PÚBLICO

Aunque las instituciones públicas que atienden tanto a emprendedores como empresas, tienen objetivos de apoyo muy enfocados para su crecimiento e impulso, puede ser que no siempre encuentres un apoyo específico para cada necesidad de financiamiento que tiene tu empresa, sin embargo, si encuentras apoyos enfocados a lo que requieres no los dejes ir y no dejes de aprovechar el capital intelectual que pueden aportar a tus ideas.

FAMILIARES, AMIGOS Y PERSONAS DE CONFIANZA. (FAP)

Familiares, amigos y personas cercanas que nos quieren mucho; se trata de los inversores más próximos con los que podemos contar, lo que supone un importante riesgo. Primeramente lo negativo de esto es que conlleva entrar en territorios de relación personal, donde los fondo perdido, entre inversores y emprendedor, nos lleven a romper ciertos lazos;  Lo positivo es que no requieres justificaciones, papeleo, firmas, endosos y tienes mucha flexibilidad en cuanto a la forma de pago. Sin embargo, suelen ser inversiones cortas, y limitadas al arranque.

BUSINESS ANGELS

Son inversores privados que aportan su capital, experiencia y contactos en el mercado. Ponen dinero, pero tienen un perfil más de mentor. El know-how que aportan es tan importante como el capital;  El pero con estos ángeles es que pueden llegar a intervenir demasiado en la gestión del negocio; pueden ser útiles pero también bastantes encimados.

CAPITAL EN RIESGO

Se trata de entidades que tienen como objetivo, la toma de participaciones en el capital de ideas que no están cotizando en el mercado bursátil. Son la segunda fuente de financiamiento profesional, después de los bancos, están regulados. La principal ventaja es que son bastante solventes, con todas las garantías legales y con fuertes recursos; pero poco flexibles. Es válido para ideas que están ya en funcionamiento y en proceso de expansión.

PRÉSTAMO PARTICIPATIVO

En esta modalidad, el prestamista apuesta por el proyecto y une su suerte a la del emprendedor. Se trata de un instrumento de financiamiento caracterizado por la participación de entidades, personas, etc. en los beneficios de la empresa financiada, además del cobro de un interés fijo. Es decir, si al emprendedor le va bien, el prestamista ganará más. La ventaja es que el dinero se puede devolver en cómodas cuotas. El problema es que parte de los beneficios, si llegan, irán a parar al prestamista.

CROWDFOUNDING

Se trata de una democracia financiera de proyectos empresariales. El emprendedor solicita financiación de la comunidad; todo aquel que pueda estar interesado en su proyecto le entra, normalmente se manejan las donaciones a través de Internet. Las aportaciones se ven recompensadas con algún tipo de contraprestación relacionada con el proyecto (entrega de material, reconocimiento explícito del financiador, etcétera). El problema es que se trata de una financiación discontinua, casi imposible de planificar.

 

Otra forma de buscar ayuda en proceso de financiamiento es acercándote del ecosistema que ayuda a poner tus ideas en orden y en acción,  como #Novaera y su sistema de parques tecnológicos, el cual ya cuenta con todo un ambiente de investigación, desarrollo, tecnología e innovación que converge en modelos de negocio de base tecnológica, estables y reales para ayudar a que tus ideas se transformen en empresas exitosas.

Ponte en contacto con nosotros y convierte tus ideas en un negocio rentable
Prolongación Campestre 2150, 37129 León (Guanajuato)

Tel. 01 477 214 3900

¿Qué se necesita para vivir el camino del emprendimiento?

El camino del emprendedor es más satisfactorio, pero también demandante de lo que muchos piensan, con tantos casos de emprendedores exitosos en diversas industrias, existen ejemplos suficientes para conocer cuál es el camino que toda persona con una idea de negocio, debe recorrer para transformarla en una empresa exitosa.

De esta manera, Glen Carlson, cofundador de Key Person of Influence ha diseñado “The Entrepreneur Journey” o El Camino del Emprendedor.

Luego de haber trabajado con cientos de emprendedores que han construido empresas de millones de dólares alrededor del mundo, han definido 5 etapas que todo emprendedor debe recorrer para lograr el éxito.

Cada una de estas etapas tiene sus propios retos y problemas, sin embargo lo importante es que comprendamos en qué punto del camino nos encontramos para saber cuáles son las acciones que nos llevarán al siguiente nivel.

  1. Startup, “Puesta en marcha”.

En esta etapa claramente hay una idea, sin embargo no existe ningún modelo definido de negocio, no existe un equipo de trabajo y por supuesto no contamos con dinero suficiente para dar el empujón inicial. Existe mucha emoción y optimismo, sin embargo no hay resultados tangibles en el momento.

  1. Struggle zone, “Zona de conflicto”.

El 70% de las empresas se encuentran en esta etapa ya que existe una gran competencia. Gran parte del futuro de nuestro negocio depende de su fundador y sus habilidades para manejar las situaciones. En esta fase, el fundador debe invertir la mayor parte del tiempo dentro de la empresa, sin la posibilidad de delegar debido a que apenas se está construyendo el modelo de negocio y el equipo de trabajo cuenta con máximo 3 ó 4 empleados.

La falta de claridad y la incapacidad de comunicar la propuesta de valor de la empresa mantienen a los emprendedores atrapados en esta etapa. Adicionalmente, la falta de credibilidad por parte del mercado, y la carencia de diferenciación frente a otras compañías obstaculizan el camino. A esto se suma la falta de dinero para reinvertir, pagar salarios y mantener las operaciones.

El fundador debe estar en todas las áreas de la empresa, invirtiendo gran parte de su tiempo en actividades operativas ya que no cuenta con procesos automatizados. Si el creador se detiene, toda la empresa por ende se detiene.

  1. Lifestyle Business. “Estilo de vida empresarial”.

En este punto, los emprendedores pueden alejarse de las actividades operativas para trabajar más en la parte estratégica de su negocio. El 20% de las empresas logran salir de la Zona de conflicto y entrar a esta etapa. El fundador ya es reconocido en la industria como una pieza clave.

El nivel de utilidades incrementa considerablemente, permitiéndole a los emprendedores tener un mejor ingreso y a la empresa cubrir muchos de las gastos e inversiones que se requieren en esta etapa. El fundador empieza a tener más libertad, teniendo la posibilidad de alejarse geográficamente sin afectar el negocio.

El equipo de trabajo puede alcanzar aproximadamente 20 personas, las oportunidades empiezan a incrementarse y la empresa tiene más reconocimiento. Adicionalmente, existe una gran seguridad y habilidad para comunicar la propuesta de valor de la compañía, se ha creado un modelo de negocio escalable y por último pero no menos importante, se han creado alianzas estratégicas con empresas claves en el mercado.

  1. Struggle zone 2, “Segunda zona de conflicto”.

Aproximadamente el 6% de las empresas entran a esta etapa. El objetivo de esta fase es aumentar el tamaño del negocio que ya está funcionando. Para esto se necesita contratar más personal, asumir más deuda para invertir y crecer según el modelo abrir más sucursales u oficinas. Existen altos ingresos gracias a un incremento en las ventas pero bajas ganancias debido al aumento en gastos operacionales y las obligaciones.

Estas características hacen que el negocio sea poco atractivo para fusiones o adquisiciones, dejándolo sin muchas opciones. Esta etapa se caracteriza por ser bastante incomoda y muy riesgosa para tomar decisiones. Una empresa más grande tiene problemas más grandes, el fundador no solo tiene que doblar sus esfuerzos para conseguir más negocios y duplicar el tamaño de sus ingresos, sino que también debe llevar la carga de nuevos problemas a nivel de gestión financiera, recursos humanos, problemas legales y sociales, entre otros.

  1. High Performance Zone, “Zona de alto rendimiento”.

Solo un 4% de empresas logran ingresar a esta fase del camino. Estas compañías han logrado incrementar su personal creando grupos de trabajo de entre 50 y 150 colaboradores, disfrutando de altos niveles de ganancia. La empresa tiene múltiples productos que se venden en diferentes mercados y cuentan con gran reconocimiento por parte de los clientes. Los fundadores juegan un papel netamente estratégico y son reconocidos como líderes visionarios.

La construcción de estas 5 etapas, terminan con un requisito de gran importancia, y es la habilidad de los fundadores para influenciar positivamente su entorno, sin importar en qué fase se encuentren. Cualquier cosa que reduzca tu capacidad de influenciar, reduce tu habilidad para lograr el éxito.

Otra etapa primordial es buscar y acercarse a ecosistemas que ayuden a poner tus ideas en orden y en acción,  como Novaera y su sistema de parques tecnológicos, ya que contamos con todo un ambiente de investigación, desarrollo, tecnología e innovación que converge en modelos de negocio de base tecnológica, estables y reales para ayudar a que tus ideas se transformen en empresas exitosas.

Ponte en contacto con nosotros y convierte tus ideas en un negocio rentable
Prolongación Campestre 2150, 37129 León (Guanajuato)

Tel. 01 477 214 3900

5 requisitos necesarios que debemos aprender y desarrollar para ser un emprendedor exitoso

Esperemos un poco, antes de pensar en diseño de logo, clientes, ventas, ganancia, coches, fiestas y modelos. Necesitamos entender si realmente queremos ser emprendedores y si tenemos lo que se necesita para lograrlo. Por nuestra parte te decimos que el camino no es fácil, pero es bastante satisfactorio cuando lo cumples.

Sin importar que tipo de negocio estás desarrollando o quieres comenzar, cuando la idea de emprender un negocio surge en nuestra cabeza, ésta tiene que ser realista y considerar que “es bastante difícil dar el salto de ser empleado a ser emprendedor” pero por algo se comienza; está primera etapa es de bastante trabajo.

Cuando estemos realizando la investigación de impulso para ser emprendedores, les recomendamos tener un check list en donde puedan marcar los requisitos que debemos cumplir en el camino para llegar a ser un emprendedor exitoso. Seguramente sientas que son muchas cosas malas, pero te aseguramos que es un perfecto equilibrio entre realidad y ficción; pues a continuación te presentamos  los 5 requisitos básicos para lograr tu meta.

Paciencia:

Este es el primer requisito para triunfar en cualquier tarea. Iniciar un negocio es un camino en el que nos vamos a encontrar con muchos obstáculos que probablemente nos sean complicados superar, pero la clave de todo es que no nos desesperemos.

Si cometemos errores, no nos sintamos mal y aprendamos para mejorar. Muchas personas al cometer una equivocación sienten que ya no tienen lo necesario para ser emprendedores, y dejan su idea a un lado. ¡No lo hagamos! ¡PROHIBIDO! Seamos persistentes y tómemelos como una experiencia.

Tiempo de inversión

Disponibilidad de tiempo, para todo lo que su nuevo negocio requiera. Consideremos que requerimos de toda nuestra atención, así que debemos tener el tiempo suficiente para mantener el funcionamiento de todo en orden.

Es importante que sepamos qué hacer con nuestro tiempo y cómo distribuirlo, porque debemos aprender a balancear nuestra vida personal con la vida laboral. Demos prioridad a lo que se requiera y no nos agobiemos por situaciones que no se pueden resolver.

Recursos Financieros

Probemos ahora con los recursos financieros para echar a andar nuestras ideas. Si por alguna situación se nos modifica nuestro presupuesto y nos hace falta dinero, entonces no sintamos que se cayó el mundo, hay opciones de financiamiento a las que podemos recurrir.

Aprovechemos todos los recursos necesarios,  ahorros, bancos, cajas populares, sofoles, sofomes ó  inversionistas; con el cuidado de manejarlo de la mejor manera, tratemos de sacarle el mayor provecho. Y recordemos, tener el dinero e invertirlo quizá no nos garantice el éxito de un nuevo negocio, pero al menos si es un incentivo que impulsará el cumplimiento de objetivos específicos relacionados.

Investigación de mercado

Un emprendedor listo debe saber quiénes nos van a apoyar. Por tal motivo  realicemos una investigación de mercado que nos indique qué decisiones debemos tomar respecto a nuestro nuevo negocio, incluyendo cómo queremos percibir nuestro producto, marca y posibilidades de éxito.

Con esta investigación vayamos creando un plan de negocios. No comencemos con la biblia; escribamos planteamientos sencillos, que podamos modificar y enriquecer conforme vayamos avanzando en el negocio y las necesidades del mercado que detectemos.

Aceptar la crítica

Este podría ser de los más difíciles, tengamos en cuenta que las recomendaciones de terceras personas y críticas muchas veces suelen ser con buenas intenciones o no, pero nuestro objetivo es escuchar y poner atención a aquellos cuya experiencia o pericia en cierta área nos van ayudar a evitar cometer errores y a aprovechar mejor nuestro tiempo.

Si creemos que las aportaciones de alguien son destructivas, ignorémoslas. No olvidemos que cualquiera de estas personas puede o no puede ser un líder de opinión que influya en la decisión de compra de nuestro mercado

No tomemos las cosas como ataques personales, ya que probablemente solo son consejos o  comentarios, pensemos siempre que llegará el momento en el que nosotros seremos esas personas que aconsejen a otros emprendedores que están iniciando su camino.

Así que si estamos por iniciar el camino de emprender un negocio o ya estamos en el, consideremos que debemos ser bastante honestos para decidir si tenemos lo necesario y si estamos dispuesto a vivir todo lo antes mencionado, si la respuesta en tu cabeza sigue siendo si, ¡Mucho éxito¡

Acércate a Novaera, hay todo un ecosistema de investigación, desarrollo, tecnología e innovación que converge para apoyarte y que tus ideas se transformen en negocios rentables.

 
Prolongación Campestre 2150, 37129 León (Guanajuato)

Tel. 01 477 214 3900