¿De dónde viene la innovación?

La evolución es parte de todo proceso y la innovación ha sufrido esta transformación, tanto en la dirección a los procesos sobre innovación abierta (open innovation) que logra integrar varias fuentes en un solo proyecto.

Las sinergias que logran derivarse para compartir su aprendizaje y aprovechamiento de las herramientas que han creado de otras, logran complementarse con la implicación de la innovación que ha sido parte de sus usuarios, logrando retroalimentar con las ventajas derivadas de una nueva propuesta.

Todo parte de una idea original, por ejemplo: la experiencia de una práctica innovadora, que fomenta el compartir los nuevos espacios, además va más allá de la idea principal que ha empezado la innovación. En este contexto, las sorpresas y ventajas de los cambios en la tecnología acortan los plazos y costos hasta niveles muy importantes para su realización, logrando impulsar la innovación en terrenos que no se habían explorado para todos los participantes.

La base de la innovación parte de esta idea “Innovar hoy sólo es posible si se comparte”. Algunos autores han añadido otros elementos que dimensionan el alcance de la innovación. También resaltan las posibilidades de su desarrollo, es decir, facilitadores como la compatibilidad con nuestro objetivo, adaptabilidad en el entorno y la observación del avance.

La innovación no es la revolución, sino un cambio en las características de todo producto o servicio, mejorándolo para hacer más fácil la vida del usuario.

La distancia entre las publicaciones realizadas en ámbitos científicos y el desarrollo real de la innovación en todo el mundo es enorme, esto podrá tener un impacto económico en la innovación son muchos más exiguos que en el resto del mundo. Las universidades, empresas y emprendedores tienen mucho trabajo que hacer, pues cada día son más personas que logran entrar por completo en el mundo de la innovación en todos los aspectos para mejorar el mundo real.

Nuevamente surge en el mundo una necesidad colaborativa para innovar. En el sector de gran consumo, las marcas tanto del fabricante como del distribuidor que innovan cuentan mucho con una colaboración. Por ejemplo, el fabricante logra innovar desde cierta perspectiva la forma de ofrecer un producto mejorando su rendimiento y calidad, para esto tendrá que proponer a los distribuidores una mejora en el servicio para poder generar experiencias a la forma de venta y así generar una innovación en todo el servicio y producto de golpe, generando una excelente visión hacia la marca.

Las mejoras en los productos pueden variar significativamente, desde buscar como satisfacer completamente las necesidades del cliente, hasta la mejora del envase, ingredientes, diseño, etiqueta y las funcionalidades que realiza dicho producto o servicio para mejorar la expectativa y experiencia del cliente, no todos los productos o servicios pueden innovarse en todas estas características, sin embargo falta detectar qué necesidad le hace falta al cliente o necesita el mismo para poder determinar qué factor innovar, logrando identificarlo e innovarlo, podrás tener una respuesta directa en las ventas del producto o servicio.

La innovación es un proceso continuo y que no para nunca. El mundo también lo es. La orientación a la innovación es una exigencia que demanda entender la transformación de los negocios en la actualidad para poder mantener la operativa actual, logrando encontrar el valor futuro de la propuesta hecha.

La inexistencia de la innovación depende de la carencia de la cultura en la colaboración y del emprendimiento, afortunadamente son cada día más jóvenes que logran despertar la emoción y ganas de innovar su entorno, para transformarlo más a su gusto y necesidades.

¡Aún hay trabajo para innovar al mundo y mejorarlo, sueña, crea y transfórmalo!

Novaera

Los países más innovadores del mundo

Los países ricos, son los líderes en el ranking de las naciones más innovadoras del mundo.  Los países como Suiza, Suecia y el Reino Unido logran posicionarse en los primeros lugares del Global Innovation Index for 2013, el resultado del estudio fue realizado por la Cornell University, el INSEAD y la World Intellectual Property Organization (WIPO). Mientras que Estados Unidos ocupa el quinto puesto y México la posición 63. A continuación les presentamos el top 10 de las economías más innovadoras del mundo:

  1. Suiza
  2. Suecia
  3. Reino Unido
  4. Países Bajos
  5. Estados Unidos
  6. Finlandia
  7. Hong Kong (China)
  8. Singapur
  9. Dinamarca
  10. Irlanda

Aunque los resultados de la innovación hoy todavía se mantienen altamente relacionado con sus economías, ya que la diferencia entre los países con altos niveles de ingresos y los de bajos ingresos, es bastante notable. Y es que las 25 economías más innovadoras son las mismas año tras año, y mientras que las posiciones cambian entre los países, no hay nuevos participantes dentro del top 25.

En este reporte se mide 84 indicadores de 142 economías, que se clasifican en cinco índices de innovación de entrada “input”: Instrucciones, capital humano e investigación, infraestructura, sofisticación del mercado y los negocios y los índices de salida “output”, los cuales son: conocimiento y tecnología o aptitudes creativas.

Observamos entonces que las economías más ricas son las que producen una mayor innovación, es decir, los hacen mejor uso de los recursos que tienen y son más eficientes:

Las actitudes de los líderes sobre la innovación son claves para progresar. Si la mentalidad no está ahí, entonces eres incapaz de realmente actuar en los múltiples factores necesarios para impulsar al país en cuanto a innovación. Además, para lograr innovar, un país necesita tener personas educadas y comprometidas. El principal ingrediente detrás de la innovación es el talento y no la cantidad de personas para lograrlo.